Nuestra Provincia Hoy

Nosotras Hijas de María Auxiliadora, mujeres consagradas para ser Signos y Expresión del Amor entre las jóvenes como María, Madre y Educadora; fundamentamos nuestra experiencia de vida en Dios Trinidad, experimentado en el rostro de los hermanos y hermanas.

Ante la realidad compleja en la que vivimos, marcada por una profunda crisis de valores, violencia, corrupción y pobreza, pero a la vez con signos positivos como la solidaridad, el trabajo y la acogida; somos presencia significativa en nuestros territorios a través de la Educación como camino de Ciudadanía Evangélica que exige una presencia solidaria entre las niñas, jóvenes y adultos, especialmente los más necesitados.

Inspiradas en la experiencia de Don Bosco y de Madre Mazzarello, continuamos la labor que comenzaron las primeras hermanas en los países Guatemala, Honduras y El Salvador capacitando a las personas desde las primeras fases de su crecimiento, permitiendo que surjan en ellas, las potencialidades que poseen a través de en un camino de libertad y responsabilidad.

Educamos con la pedagogía  de la Gracia: Vida Sacramental, Devoción Mariana, Escucha de la Palabra; como arte de conducir a la persona por los caminos del Espíritu, fundamentado en la fe que lleva a descubrir el proyecto de Dios en su vida

Es así como respondemos a las necesidades de las nuevas generaciones,  promoviendo la síntesis fe-vida y fe-cultura a través de nuestra presencia de educadoras en Centros Escolares, Centros de la Promoción de la mujer, Obras para niñas y niños, adolescentes y jóvenes en situación de riesgo, Centro de Pastoral en zona urbana indígena y Educación a Distancia

Nuestro estilo es el Sistema Preventivo para que la joven descubra el sentido de la propia vida desde la  llamada de Dios, construya actitudes de paz, lealtad y respeto, egrese no sólo con conocimientos académicos sino con un proyecto de vida. Madurado través de la solicitud, el acompañamiento recíproco y la defensa de los valores.