Instituto María Auxiliadora, Santa Rosa de Copán

Año de Fundación:1928.

Hermanas Fundadoras: Sor Herminia Pagnini, Sor Antonieta Beltramo, Sor Eloisa Conde y Sor Francisca Banegas.

Motivo y Circunstancia de la Fundación:

Después de 18 años de la primera fundación en Honduras, se realizó la segunda fundación en el Occidente del país en Santa Rosa de Copán, a las 5 de la tarde del 28 de enero de 1928, después de un viaje de cinco días  (uno en bus y los demás a caballo) que nada tuvo que envidiar a los realizados por las otras religiosas en tierras de misión.

Visita Madre Carolina 1950

Casa de Don Francisco Bueso, donde se inició el Colegio

 Llegaron a Santa Rosa las primeras hermanas, les acompañaba la Madre Décima Rocca, Inspectora entonces de Centro América y Monseñor Emilio Morales, quien había gestionado activamente esta fundación.
Al recibimiento asistieron muchas personas de la ciudad y entre ellas, algunas exalumnas del Colegio Santa Inés que se mostraban muy felices de poder tener en la propia ciudad a sus antiguas educadoras

Instituto María Auxiliadora en Construcción

Oratorio 1949

La obra se inició con una sección de párvulos y cinco grados de primaria, poco a poco la obra crece: en 1931 se obtiene el permiso para abrir estudios técnico-prácticos y otorgar  títulos de carácter privado. En 1933 se solicitó el permiso de abrir la sección de Comercio para optar por el Título de Perito Mercantil y Contador Público; las autoridades escolares al conocerlo dijeron: “la fundación de este Centro es una garantía y orgullo para el Occidente del país”.

La hermana directora ante el aumento de alumnas, especialmente internas que llegan de todas partes del país y ante la solicitud de algunos padres de familia, pide y obtiene el permiso de abrir la sección Normal con posibilidad de optar también al título de Bachiller en Ciencias y letras para quienes así lo deseen.

Ofrenda floral 1957

Primera Comunión 1958

En 1944 se gradúan las 8 primeras maestras, 3 de ellas también reciben el título de bachiller; así se inició una generación de mujeres hondureñas que desde su calidad de maestras llevaron a muchos lugares del país, los principios del Sistema Preventivo de Don Bosco

Estos estudios se continuaron hasta que el gobierno no permitió más el magisterio a los colegios privados, pero el bien realizado a través de ello fue inmenso. El ambiente de Colegio llegó a ser un verdadero semillero vocacional, muchas de las FMA de la provincia Centroamérica Norte, sintieron el llamado del Señor en esta dichosa casa.

Gratitud 1958

grupo de la Buena Prensa 1965

Pero la labor de las hermanas de Santa Rosa no sólo se centró en las alumnas del Colegio, pues desde el principio empezó a funcionar el Oratorio Festivo en casa y la Catequesis Parroquial.

En l año de 1990 el colegio dio un giro especial a favor de los más pobres y ahora funciona con un internado para niñas campesinas.