Instituto María Auxiliadora SPS

Año de Fundación:1939.

Hermanas Fundadoras:Sor Amelia Bustillo, Sor María Ester Bolaños y Sor Adela Burelli.

Motivo y Circunstancia de la Fundación:

El Instituto de María Auxiliadora de San Pedro Sula  fue la tercera obra  de las Hijas de María Auxiliadora que se abrió en Honduras, las hermanas llegaron a San Pedro Sula a instancias de Monseñor Juan Sastre Vicario  Apostólico de la Costa Norte de Honduras, con sede en esta ciudad.

Tres años pasaron antes de que la superiora Provincial Sor Josefina Genzone pudiera acceder a la petición del celoso Pastor. Entre el 22 de marzo y 4 de abril de 1939, se reunieron las hermanas que debían constituir la comunidad, alojándose en una casa detrás de la Catedral; el alquiler fue pagado durante 2 años por el mismo Monseñor Sastre.

El Colegio se inició con una sección de párvulos y los cuatro primeros grados de primaria, las alumnas eran 150 y el Instituto funcionó desde el principio con la autorización oficial. Las hermanas muy pronto se ganaron la aceptación y el cariño del pueblo sampedrano, las alumnas aumentaban año tras año y por lo tanto cada año debería abrirse nuevos cursos.

El local del principio resultaba cada vez más pequeño.  De esta manera el 2 de febrero de 1941 se puso la primera piedra del actual Colegio, y gracias al trabajo de 40 operarios y de una supervisión muy cuidadosa por la parte de la hermana directora Sor Francisca Savini y del gran bienhechor de la obra, Don Francisco Yones, en el mes de agosto de ese mismo año, se pudieron utilizar las primeras aulas.

El 14 de agosto se celebró la primera Misa en la Capilla improvisada, las hermanas alquilaron el edificio cercano, para poder viajar diariamente a clase en el local nuevo, a medida que la construcción avanzaba se abrían nuevos niveles de estudio. En 1942 extendieron los primeros cinco títulos de secretariado comercial.

También se solicitó de las autoridades y se obtuvo la licencia para una Escuela Normal, en 1949 se graduaron las 12 primeras maestras de Educación Primaria; al año siguiente se pidió abrir la carrera de Perito Mercantil y Contador Público y 1951 se graduaron las primeras trece alumnas; en 1962 se abrió el Bachillerato en Ciencias y Letras graduándose las primeras 7 alumnas en 1963, después por circunstancias especiales, se suprimieron las carreras de Perito Mercantil y Contador Público y la de Magisterio.

Desde su llegada abrieron el Oratorio Festivo, el cual por varios años fue mixto debido a que en la Catedral un sacerdote y un grupo de señoritas daban las explicaciones de la doctrina cristiana a varones y niñas, mientras llegaba  la hora de la explicación catequística, las hermanas los invitaban a jugar en el patio de la casa; cada domingo aumentaba el número.

Cuando la comunidad se trasladó al nuevo local, muchas niñas llegaban del oratorio desde la Catedral, el corazón oratoriano de Don Bosco era la llama que las impulsaba a este apostolado.