Casa de formación Auxiliadora Inmaculada

La casa Auxiliadora Inmaculada se inauguró el 21 de enero de 1988 en la capilla del colegio Santa Inés, Santa Tecla, El Salvador, con la Eucaristía presidida por Monseñor Arturo Rivera y Damas, Salesiano, Arzobispo de San Salvador, concelebrado por el nuncio apostólico de El Salvador
La Provincial Sor Carmen Ruíz puso en manos de Dios y de María Auxiliadora la nueva obra, esperanza de vida renovada para la naciente provincia, pero después de dos años debido al conflicto armado de El Salvador fue necesario un cambio
El 15 de enero de 1990 la casa se traslado a Tegucigalpa, Honduras, donde antiguamente era el colegio María Auxiliadora, allí se llevó a cabo la ceremonia de bendición del nuevo local de una manera sencilla pero sentida.